Wild Atlantic Way: la costa Atlántica Irlandesa en autocaravana

Muchas veces pensamos que a un cierto sitio no se puede ir con autocaravana, ya que implica una serie de dificultades que no vale la pena sortear. Uno de esos lugares podría ser la costa atlántica irlandesa, pero nosotros decidimos viajar a Irlanda en autocaravana y os aseguro que vale la pena superar cualquier dificultad.

 

Viajar a Irlanda en autocaravana

 

Viajar a Irlanda en autocaravana no es tan complicado, aunque el trayecto es largo…, se puede acceder desde Santander, con un ferry directo a Cork; la travesía si se tiene la precaución de cogerse un camarote para el descanso, puede ser bastante llevadera, ya que sus 27 horas de trayecto dan para bastante; yo recomiendo un buen libro, ya que hay espacios abundantes para la lectura y la tranquilidad.

 

Llegados a Cork, nos fuimos directamente al área de autocaravanas que está en Cobh, un sitio perfecto para pasar la noche con autocaravana en esta zona de Irlanda, y compartir con colegas irlandeses, experiencias y sugerencias para el viaje.

 

La costa Atlántica Irlandesa en autocaravana

 

A la mañana siguiente nos dirigimos con la autocaravana al inicio de nuestro destino, la costa Atlántica irlandesa o lo que ellos denominan el: Wild Atlantic Way, que viene indicado en la mayor parte del trayecto. Si miráis el mapa, esta zona está totalmente recortada y tiene innumerables penínsulas, que se pueden circunvalar en lo que ellos llaman “Rings”: Ring of Kerry, etc. Una experiencia muy bonita viajando en autocaravana.

 

Visitamos el condado de Cork, Bantry (con su famosa House of Bantry) y de allí nos dirigimos a Glengarriff, una pequeña ciudad al más típico estilo irlandés. De allí nos dirigimos a Killarney, con su espectacular parque nacional que no deja indiferente a nadie, por su belleza paisajística y exuberante naturaleza. En Kerry pudimos pernoctar con la autocaravana en lo alto de los Cliffs of Kerry, con el mágico fondo de las islas Skellig Michael, a las que pudimos acceder en barca a la mañana siguiente, algo realmente místico, ya que hace más de 1.600 años que estas islas fueron habitadas por monjes cristianos, y aún conservan todas sus construcciones.

 

Viajando por la costa hacia el norte, llegamos a Limerick, la ciudad más grande de las que visitamos, para pernoctar en Bunratty, que por cierto tiene un castillo digno de ser visitado. De allí hasta Galway, pasando por los famosos Cliffs of Moher, atracción turística natural excesivamente explotada.

 

Fueron 8 días intensos, muy bonitos, y totalmente insuficientes para continuar con todo el Wild Atlantic Way hasta Irlanda del Norte…. Nos queda la segunda parte. Por cierto, hay muchos sitios donde pernoctar, y la gente en Irlanda es por lo general muy amable y simpática. Y de vuelta a casa con el ferry Cork-Santander.

 

Además lo bueno es que al viajar en autocaravana pudimos ser flexibles en nuestros desplazamientos, no perdernos nada y llevar todo con nosotros. Esperamos que viendo nuestra experiencia te animes a alquilar una autocaravana y hacer ese viaje que parece difícil pero al final es una experiencia increíble.

 

 

 

 

Prat Caravaning. Alquiler y venta de autocaravanas en Huesca y Lleida.

 

Visita nuestra sección de alquiler de autocaravanas y elige la más adecuada para vuestro viaje en pareja, en familia o con amigos.

 


                        

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

© Copyright 2016. Prat Caravaning derechos reservados